admisiones...

lo admito...
yo querría ser La maga,
pero hay días en que sin quererlo
me convierto en la bruja mala del cuento...

2 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

Eso mismo me pasa ahora a mí.
Sonrío.

Besos, cielete.

Rafarrojas Rojas dijo...

si es mala, pero está buena como la de la foto, me vale, : )
la magia es lo que tiene, que por ser fruto de imaginación e idea peregrina, sale como sale o por donde sale, siempre sorpresa y maravilla (o desastre)
saludos o tres