(sin título)

A una bailarina esculpida por Degas

Recuerdo aquella cinta desteñida en su pelo
y en el vestido blanco se tarlatán, el cielo
y los brazos de bronce por el tiempo besados.

Silvina Ocampo

(Poemas de amor desesperado)


 
 
y es que hay veces, que sin querer, encuentras la imagen justa para las palabras de otra...
 

5 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Sencillamente delicioso.

g dijo...

Imagen perfecta.

Eso me recuerda que yo también encuentro esas correspondencias porque tengo los textos metidos en la cabeza y, cuando aparece ante mis ojos su retrato, algo perfecto se revela.

Mercedes Ridocci dijo...

A veces es así, y eso es bueno.

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Y al revés... las palabras para la imagen de otro, también.

Besos.

40añera dijo...

No es un momento perfecto?

3Besos