minutos...

"Déjame así un minuto,
muy serena y muy quieta,
y muy sola
."
-Elisabeth Mulder-

cierro los ojos
y un minuto dura sábados enteros,
con esta serenidad que he aprendido
con el paso de los fines de semana-
con esa serenidad quieta,
aprendida a fuerza de disimularla-
a fuerza de tragarme las palabras
como si fueran pastillas para dormir
cierro los ojos
y un minuto dura sábados enteros-
y me arropa mi soledad
mientras mis ojos se vacían-
mientras intento acompasar
mi respiración a los latidos desafinados de mi corazón
chantajeándome a mí misma
con domingos dulces
para seguir respirando
o repitiéndome aquellos versos:
(I didn't know, I didn't know, I didn't know)
a modo de excusas que ni yo misma me creo...
y cierro los ojos
y un minuto dura sábados enteros.


3 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Esa serenidad que transforma minutos en eones nos salva de nosotros mismos.

La cita es impecable.

Bisous.

LA ZARZAMORA dijo...

Todos hemos metido la pata en más de alguna ocasión...
Sólo aquel que de verdad nos quiere y nos perdona, merece la pena.
A menudo, sólo nosotros mismos.

Un besito, linda.

40añera dijo...

Esos minutos eternos a ellos les tengo mucho miedo

2Besos