junios...

día 21:
jueves de una semana dispersa, que se me antoja interminable...
la inseguridad me ha agarrado fuerte por la cintura y se resiste a soltarme, y esta inseguridad roza en una vulnerabilidad tan total que aunque las preguntas me suben a los labios, las ahogan mis miedos y ese cerrar los ojos para no querer ver lo que no queremos saber en realidad...
jueves de una semana dispersa que me ha traido noticias que no conocía (y que seguramente prefería no saber) porque en el fondo a pesar de mis treintaytantos, en ciertos temas quisiera seguir teniendo cinco años y no saber mas de lo necesario...
pero probablemente con las obligaciones y las responsibalidades viene mezclada esa confianza que te quita esa burbuja con la que te protegían de pequeña...
y sé que no deja de ser una contradicción esta independencia tan proclamada (ya hace mas de diez años que vivo sola y que me jacto de pagarme mis vicios a mí misma) y este no querer saber según que cosas...
realidades que no queremos conocer... como mi teoría de los monstruos bajo la cama, que si no los miras ni los nombras puedes pensar que en realidad no son de verdad...
jueves, y después de no dormir buscando soluciones a un problema que no puedo solucionar decido respirar hondo y dejar que pasen los días y ver que pasa...
no queda otra... respirar hondo y esperar...


6 comentarios:

moonlight dijo...

linda, me gusta esta parrafada, la encuentro llena de lirismo y ternura. Muaks.

Verónica C. dijo...

Inevitablemente hay veces que lo que no queremos saber se filtra por mucha venda en los ojos o tapones en los oídos que nos pongamos.
La edad ayuda a saber encajar y a aceptarlo como parte de este viaje.
Aceptar no es lo mismo que resignar.

Itaca no Existe dijo...

Hay veces que no queremos sabes y hay veces que a pesar de nuestros treintaytantos seguimos siendo irremediablemente niñas de 5 años....

¡Me gusta tu blog!

Cecy dijo...

Los problemas sin solución, debemos dejarnos a un costado, seguir respirando para avanzar, a veces es incierto, pero son momentos.

Abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

En esos casos, me suelo ir a dormir directamente...

Un beso.

Mercedes Ridocci dijo...

Respirar hondo y esperar, así es.

Sabes escribir muy bien sobre "las contradicciones", sin victimismo, de una forma limpia, llana y sincera (y eso no es fácil)

Un beso.
Mercedes.