marzos...

día uno:

noche de fiebre y pesadillas macabras... de risas a destiempo... de pies helados y latidos desacompasados...
y ahora bebo té con miel y limón en una de pocas pausas de esta mañana caótica de postfacturación, a ver si el té me despierta, si la miel me endulza un poco y si el limón me quita este amargor que me ha cubierto los ojos con los restos de las pesadillas que el alba no ha sabido llevarse y que me siguen rondando como si fuesen malos presagios...

8 comentarios:

moonlight dijo...

Yo para este mes de marzo, quiero gotas de limón.

Verónica C. dijo...

Pues más menos como tu ando.
Ahora a punto de tomar té blanco con rosas y violetas y a digerir las "malas casi nuevas" noticias del trabajo...
Pero mira, nadie nos puede quitar el sabor que marzo deja en los labios, son promesas del sol que vendrá a calentarnos.

Besos

Erato dijo...

Fuera esas pesadillas y atácale al limón que consigue a veces verdaderos milagros.No te olvides de los mimos que son los más curativos.Besos

TORO SALVAJE dijo...

Protégete de los Idus de Marzo.

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Esos limones amargos tienen el don de arrastrar las pesadillas que nos rondan en esas primaveras advenedizas.

Besos.

Mercedes Ridocci dijo...

El abrazo cariñoso que te envío espero que también colabore a deshacer los restos de las pesadillas.

Hermoso texto, como siempre.

Mercedes.

Endless Love dijo...

A veces solo el tiempo es capaz de quitar ese amargor que nos cubre los ojos, solo el tiempo podrá arrasar los restos de pesadillas que el alba no ha querido llevarse.
Un gusto haber llegado hasta aquí.
Un abrazo

Manuel dijo...

Reacción en cadena...Una mala noche conlleva un mal día...