sinónimos...

descubrimos ayer que zorra no es un insulto...
que según un señor juez, al parecer, cuando tu ex-marido, que ha jurado a tu hijo que te verá "en el cementerio dentro de una caja de pino" te llama zorra, no te está insultando, no, solo está usando el término zorra "en referencia a un animal que debe actuar con especial precaución a fin de detectar riesgos contra sí mismo."
así que como dicen que nunca te acostarás sin saber una cosa mas, yo ayer me acosté tras descubrir que zorra no es un insulto (no olvidar que la sentencia es del mismo juez que consideró un cabezazo en la nariz de un marido a su mujer como una "agresión leve")
y me pregunto que sentido tienen las leyes si luego, quienes las imparten las interpretan según sus absurdas ideas... y que sentido tienen las campañas de prevención si dentro del sistema pasan estas cosas...


decía benedetti que "hay crímenes y crímenes y crímenes"
y yo hoy solo puedo intentar evitar el crimen del silencio...
porque te juro que si me quedo esta indignación dentro
no sé que va a pasar...

4 comentarios:

una chica de ojos marrones dijo...

pd. por si no sabes de que hablo, te dejo enlace a un par de artículos que hablan de la sentencia...

http://www.publico.es/espana/399730/una-sentencia-afirma-que-zorra-no-es-un-insulto

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Llamar/zorra/esposa/insulto/Audiencia/Murcia/elpepusoc/20111003elpepusoc_12/Tes

Carmen dijo...

Es detestable como evoluciona esta sociedad, y peor aun que las personas encargadas de sentenciar estos actos hagan oídos sordos y den facilidades al agresor y no a la victima... ¡Qué triste!

Mercedes Ridocci dijo...

Mientras tengamos estos jueces no avanzaremos nada en la lucha contra el maltrato.
¡Es absolutamente indignante!

¡Has hecho muy bien en SOLTAR LA INDIGNACIÓN!

Un beso

Mercedes

Rose Flockhart dijo...

Estas cosas entristecen a cualquiera. Ni leyes, ni nada, aquí todos se toman la justicia por su mano. Es que no me puedo creer que ese juez siga ejerciendo (bueno, sí me lo creo, tal y como está el sistema). En fin, que con gente así es normal que el mundo vaya como la mie*da.

(un saludín con forma de miércoles)