sonreir entre las lágrimas

no es solo aprender a dominar el extraño arte de saber sonreir entre las lágrimas... es encontrar quien sepa sacarnos esa sonrisa que creemos perdida en la bruma que envuelve las penas... es encontrar alguien que nos ayude a enfocar la mirada y a saber relativizar las tristezas y los pequeños dramas...


4 comentarios:

Mercedes Ridocci dijo...

Aprender a relativizar es un arte que se aprende poco a poco a lo largo de la vida.


Un beso
Mercedes

Alba dijo...

Es dificil encontrar a esa persona, pero se puede conesguir, y aparecera :)

Fallen Love dijo...

Siempre está ese alguien que nos saca una sonrisa, aunque sea muy muy pequeña :)

R.A.F.A.E.L. dijo...

Pues tiene usted razón. Hace falta eso, no magnificar siempre las cosas y pensar que, por desgracia, un dolor mayor es imaginable.

De quitar hierro, en la medida de lo posible, se trata, en definitiva. Pero no hay que dejar de luchar por mejorar todo lo mejorable ni dejar de cambiar todo lo que haya de ser cambiado.

Reciba un saludo cordial.