perder

anoche, en la obra de zola, claude encontró su inspiración y olvidó su amor... dejé de leer cuando murió el pobre niño pequeño, él lo dibujó y presentó el cuadro al salón...
extraña sensación... porque zola me ata nudos en el alma pero no me suele hacer llorar... es una manera de contar las cosas que no te busca las lágrimas pero que te duele en el corazón...
me pregunto donde están mis lágrimas hoy...
porque intuyo que si lloro me sentiré un poco mejor pero hoy es uno de esos días en los que la lágrimas no quieren ayudar...
y mi hermana me pregunta porque está triste si en el fondo no quería lo que ha perdido...
pero no es lo mismo no querer que perder... porque quizás al perderlo descubrimos precisamente lo que queríamos tener... tal vez...
esperaré que pasen los días para ir deshaciendo los nudos que la vida me ha ido atando en el corazón...

4 comentarios:

Mercedes Ridocci dijo...

"pero no es lo mismo no querer que perder... porque quizás al perderlo descubrimos precisamente lo que queríamos tener..."

Ahí está la enjundia de esta "contradicción" universal

Un abrazo y sigue contándonos "tu par de contradicciones"

Anónimo dijo...

Un fortísimo abrazo desde la vieja ciudad.

Erato dijo...

¿Por qué será que muchas veces solo apreciamos algo cuando ya lo hemos perdido? ¿Por qué tienen que existir los nudos que ahogan infinitamente?Lo bueno es que se van aflojando poco a poco y por fin nos traen el llanto liberador.

Gabrielle Dupré dijo...

Me has hecho llorar! Y eso que no contaba con suficientes lágrimas, pues las derramé por cosas sin importancia.

Gracias!

Un beso!