besos

el viudo de l'edera (el libro de grazia deledda) piensa en una mujer pero sabe que se cansará de ella... sabe que anessa, su amante es de esas mujeres a las que uno puede amar toda la vida (porque sus besos le saben todos como el primero) pero creo que lo que le hace saber que podría amarla toda la vida no es tanto la certeza de su amor por ella como el saber que el amor de ella es eterno y hasta tal punto entregado, que podría amarla eternamente solo por la manera que tiene ella de amarle a él...
contradictorio pero tan cierto que da vértigo pensarlo...

3 comentarios:

Mercedes Ridocci dijo...

"lo que le hace saber que podría amarla toda la vida no es tanto la certeza de su amor por ella como el saber que el amor de ella es eterno y hasta tal punto entregado, que podría amarla eternamente solo por la manera que tiene ella de amarle a él..."

Muy bueno, de verdad te felicito.

Erato dijo...

Desde luego que produce vértigo y mucho.Es magnífica esa reflexión.Y bastante inquietante.Un abrazo

Cibertecla dijo...

Sí que da vértigo y quizás algo de "respeto" pero es perfecto, idílico...