apariencias

cierto es que dicen que las apariencias engañan... te lo dicen desde pequeñita esperando que lo aprendas cuanto antes para evitarte demasiados golpes... pero por mucho que nos lo repitamos hasta la saciedad... siempre hay un momento en que nos sorprendemos de sorprendernos al descubrir lo cierto que es... y como a veces las apariencias nos engañan... incluso te diría mas... te diría que las personas a las que creemos conocer también nos engañan continuamente...
internet... maravilloso lugar, y a la vez tan engañoso que da miedo... quizás porque el anonimato nos anima a desnudar nuestras almas pensando que la pantalla servirá como coraza... y a la vez nos hace descubrir que bajo el anonimato de un nick hay personas que muestran su verdadera cara... que juegan juegos dobles y triples... que dicen una cosa bajo un pseudónimo y otra con otro... y yo te juro que pierdo la fe... porque que cambiarnos de nombre nos anime a ser crueles con los demás es algo que me duele y me preocupa...
mira que somos complicados, contradictorios y en ocasiones malos...

5 comentarios:

Erato dijo...

No me extraña que pierdas la fe, chica de ojos marrones. A mi, personalmente me quedan pocas cosas en las que tengo fe ciega. Y es un hecho que llevo mal, remal en mi vida personal. Desde pequeños nos dicen la maldita frase que nos avisa de las dobles o triples caras y hasta que lo podemos vivir en carnes propias parece que no es cierto. Aunque también se nos educa en la esquizofrenias constantes y las contínuas paradojas como:"no te fies de pero sí confía en...Pocos nos enseñan a creer básicamente en nosotros mismos y siempre depositamos la fe en otros.Somos lo único que tenemos.Y si ya hablamos de la red, entonces no entiendo rien de rien.Malas experiencias últimamente con mi blog y alguien zumbado que ni conozco personalmente.Detesto las dobleces, las cosas poco claras, lo oscuro que no lleva a ningún sitio. Vaya parrafada me ha salido, pero es que hoy has tocado una fibra que especialmente me afecta. Besos claros y sinceros.

Mercedes Ridocci dijo...

Con reservas, pero no perdamos la fe.

Cibertecla dijo...

Estoy contigo Mercedes! merece la pena arriesgar y también pq no, a veces perder y eso a pesar de ser sumamente doloroso... pq siempre una sorpresa compensa con creces esos momentos! el dejarse sorprender por la vida, por los demás es algo que no debemos de perder, sé precavida quizá tan solo eso!
Ver q las aparienceias engañan pero a mejor... eso, eso no tiene precio!

^__^

Fructus dijo...

También es bonito ser complicado, y hasta contradictorio, con tal de no dejar un reguero de víctimas a tu paso. La unidimensionalidad es la solución donde vagan los ectoplasmas. Y ya antes de internet, ojos marrones, existían los pseudónimos, heterónimos, anónimos... que ocultan sin ofender, y sólo para dar rienda suelta al loco yo al que todo se le hace poco. Sin hacer daño. Pessoa. Persona. Máscara

rue dijo...

Segundo intento... mira que soy torpe, siempre me toca repetir todo lo que escribo (que luego nunca sale igual, claro)

En resumen (de todo lo que escribí antes y se fue al limbo) merece la pena cuando se conoce a alguien como tú (o a una flor, o a una hoja de trébol... esa suerte que he tenido con nombres de mujer)

Y no sabía si firmar como dunah, o who, o haine, o ula, o zoé, o niain, o dumpty... pero Nicoletta me lo ha resuelto...

Besos!

pd: si ahora tampoco sale me rindo...