feminismos...

"Las encuestas de opinión pública revelan desde hace mucho tiempo que prácticamente todas las cuestiones planteadas por el movimiento feminista reciben un apoyo mayoritario; sin embargo, a quienes nos identificamos con el feminismo todavía nos hacen sentir aislados, errados, desfasados. Al principio se daba por hecho que las feministas éramos todas amas de casa insatisfechas de barrio residencial; luego, un puñado de hembristas, quemasujetadores y radicales; luego, unas burdas imitadoras de los ejecutivos con maletín; luego, unas frustradas que se olvidaron de tener hijos; luego, votantes responsables de una brecha de género realmente decisiva en unas elecciones. Como esto último era demasiado peligroso, de pronto nos dijeron que estábamos en una era «postfeminista» y que podíamos calmarnos, parar ya, dar carpetazo. Ciertamente, el propósito común de todas estas descripciones disparatadas y contradictorias es el de ralentizar y detener un desafío para la jerarquía vigente."

(Gloria Steinem)




5 comentarios:

Pilar V dijo...

El feminismo, como todas las luchas, se adapta a la realidad temporal y espacial que le corresponde y funciona un poco como la pirámide de Maslow, por prioridades, desde la vida, la libertad, al ejercicio en igualdad jurídica, la igualdad real....pero me temo que nada más erróneo que declararlo inncesario.
Un abrazo

Chaly Vera dijo...

Lo que necesita la política no es feminizarse, sino "feminismizarse", es decir, incorporar el feminismo y su visión crítica junto a las propuestas integradoras que nacen de ella como esencia del quehacer político. De ese modo el análisis de la realidad y su significado dará lugar a medidas e iniciativas que transformen la estructura social levantada sobre la desigualdad que sitúa a los hombres en posiciones que permite decir que no hacen falta mujeres para feminizar la política.
Y "feminismizar" la política, o sea, llevar el feminismo al núcleo de la acción política, a todas las políticas, no sólo a los "temas de mujer", exige contar con los mejores especialistas. Y las especialistas en esta materia, como en otras muchas, son las feministas. Es lo mismo que se hace en economía al recurrir a especialistas en economía, en sanidad al acudir a especialistas en salud, y en hacienda al contar con grandes gestores en la materia. A nadie se le ocurriría lo contrario.
Y "feminismizar" la política requiere también dejar hacer a las mujeres feministas. O lo que es lo mismo, que no estén bajo las mirada supervisora y los límites que los hombres de los partidos establecen por estrategia o por el bien del proyecto, que curiosamente son estrategias y bienes que los benefician a ellos como grandes hombres y maravillosas acciones políticas.


RECOMENZAR dijo...

Muy interesante lo que escribiste me has dejado pensando abrazossssssssssss

Verónica Calvo dijo...

Le debemos tanto a las Sufragistas como a cada mujer que hoy sigue luchando por derechos, dignidad y respeto.
Como en todo, hay quien confunde las cosas y muchas, que se se dicen feministas, hacen un flaco favor a todas.

Besos!!!

LaCuarent dijo...

Cuando la sociedad comprenda sea igualitaria no será necesario la etiqueta hasta entonces son necesarias, lo triste es que cada día mas...
Besos: 2