quizases...

quizás es porque una vez
(cuando aún no sabía tu nombre)
vi un libro que quería
en la revista del círculo de lectores
(pero no lo pedí porque era caro)
y semanas después
me llegó por correo
(tal vez porque pensaste en mí al verlo)
y supiste que lo quería
sin poder saberlo.

o quizás es porque otra vez
(antes de conocernos)
descubrimos
por pura casualidad
que los dos estábamos leyéndonos
un ancho mar 
(de mentiras que son de verdad)
y la palabra sargazos
se me enredó en el corazón
y significa cosas que no sé deletrear
(yo, que si de algo sé, es de deletreos)

o quizás es porque una vez
(también antes de esto)
yo cogí un libro en una librería
lo tuve un rato entre mis brazos
y antes de irme lo dejé donde estaba,
y luego supimos,
que esa misma tarde
tú (sin saberlo)
te lo llevaste...

o quizás es porque una vez
(cuando esto estaba a punto de empezar)
te esperé en una librería
y mis latidos se acompasaron
con tus pasos
cuando bajaste la escalera;

o quizás es porque una mañana
(cuando esto empezaba)
en esa misma librería,
me regalaste un libro que yo dejé
porque dijiste que ese libro
se tenía que venir conmigo.

así que sí,
como ya te he dicho alguna vez,
hoy es uno de esos días
en los que tú y yo
estamos de extraño aniversario,
porque los libros
están irremediablemente mezclados
en lo nuestro.






4 comentarios:

Verónica Calvo dijo...

Los libros también están presentes en momentos que marcan nuestra vida.
Lo has dicho bien bonito.

Besos, Chica ;)

Pilar V dijo...

Edificar una relación rodeados de libros es un buen modo de plantar recios cimientos.

Un beso

Contando los sesenta dijo...

Y así, enredándose en palabras escritas dichas u oídas vamos construyendo la vida.

LA ZARZAMORA dijo...

Y yo te dejo una canción...

https://www.youtube.com/watch?v=zdJ0KLJ3PmQ

Pero con libros, mejor!!!
;)

Besos, ojitos.