anoches...

anoche la pereza desapareció entre las sábanas,
y el cansancio de toda la semana
se convirtió en deseo
y ese deseo fundido con tus besos,
me trajo dulces (muy dulces) sueños.



6 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

Me ocurrió algo muy similar...
;)

Besos, ojitos.

Verónica Calvo dijo...

Desde luego, como para no!!!
:D

Besos!!!

Salcedo T dijo...

Deberían existir muchas "Anoches" como esa.Gracias a ti, siempre.Un besazo

Contando los sesenta dijo...

No hay mejor inductor para los sueños que el amor.

40añera dijo...

Yo quiero una noche así más
Besos:
Hoy te voy a dejar una talega repleta de ellos para que descorches los que necesites y muchos abrazos de guarnición por si como a mi es lo único que me calma en estas fiestas

Miss Carrousel dijo...

Las noches no son para la pereza, las noches son para fundirse en los sueños del amor :)
Me encanta.
Me asiento por aquí.
Un besito.