promesas...

a dios pongo por testigo
(pese a mi ateísmo
siempre he tenido algo de Escarlata)
de que jamás volveré a votarles.

(y menos después de lo que votaron ayer
en nombre de vete tú a saber quien...)


aunque como jamás es una de esas palabras
que no me gusta usar,
permite que cambie ese jamás por un de momento...
aunque va a ser un momento largo, te lo digo ya,
que no descarto que se convierta en jamás.

3 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

Me ha encantado!!!

tampoco soy de jamases... pero sí de hay escasas por no decir 0 posibilidades.

Besos, ojitos.

Hasta cuando te enojas eres dulce.

Verónica Calvo dijo...

A todos se les acaba viendo el plumero...

Besos!!!

40añera dijo...

Me gustan los jamases teatrales y aunque nunca digas nunca algunos se lo merecen

Besos: 4 (creo)