noches...

quizás debería decirte que en una noche como ésta me despertaste...
pero no fue una noche como ésta,
fueron mañanas, tardes y noches
de palabras que poco a poco iban derrumbando mis defensas,
de mensajes que hacían caer mis escepticismos,
de cafés que fueron minando lo que creía saber,
y que me devolvieron una fe que se me había perdido.
quizás debería decirte que en una noche como ésta me despertaste,
me demostraste que no me romperías porque sabías que era frágil,
me descubriste a una yo, que no sabía que estaba en mí
a la que le gusta jugar, a la que encanta reír.
quizás debería decirte que en una noche como ésta me despertaste,
con la canción menos romántica sonando en la verbena,
y escuchando los fuegos artificiales desde una cama
que desde entonces es un refugio contra casi todos los males,
aunque inevitablemente a veces se vuelva inhóspita...
quizás debería decirte que en una noche como ésta me despertaste,
pero la verdad es que lo que quizás debería decirte esta noche
es que no puedo imaginar que aquello no hubiese pasado,
y que no sé como es posible que después de tantas noches
las mariposas sigan bailando en mi ombligo los mismos valses
que bailaron en una noche como ésta, cuando me despertaste...


6 comentarios:

moonlight dijo...

Oooooooooooooooh!!!!!

¡qué bonita!

Verónica Calvo dijo...

Precioso... Y con mucho sentimiento.

Te felicito por tu gran sensibilidad.

Besos

Contando los sesenta dijo...

¡Qué bien describes lo que es el amor!
Besos.

Erato dijo...

Cuánta ternura en tus letras! Difícil no emocionarse leyéndote y qué lujo para empezar la semana.Un beso, bonita

LA ZARZAMORA dijo...

Cómo te entiendo hoy compartiendo ese café... entre el baile de miles de mariposas que dormían antes de despertar.
;-)

Besos.

moderato_Dos_josef dijo...

Maravillosos versos, me han agarrado y ya no me han soltado hasta la última estrofa, dejándome pequeño, humilde y lleno de sueños de amor y nostalgias reencontradas!

Te felicito.

Un abrazo.