celos...

anoche,
ingratos recuerdos
se me enredaron en el pelo
y la cama se convirtió en un pozo
y las sábanas en cristales rotos.


5 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

Son malos consejeros, princesa...
Aléjalos.
Tú vales mucho más que todos tus miedos todos juntos...
A qué si???
;-)

Besos descelados,ojitos!!

Ceci García Moyano dijo...

Me pasó muchas veces... escribís hermoso. Me encanta tu blog, ¿cómo te sigo?
Un abrazo

Eva Letzy dijo...

Si conoceré esa sensación...
Un besito

Verónica Calvo dijo...

Hay que cortarlos de raíz. Son un gusano que corroe.

Un beso grande

40añera dijo...

Dios como odio cuando se me enredan en el pelo...

Besos:5