aprendizajes...

creo que definitivamente, me estoy haciendo mayor,
porque a parte de las pequeñas arruguitas que están empezando a salir alrededor de mis ojos
(y que, entre tú y yo, creo que hasta me favorecen...)
estoy empezando a aprender a decir no
(y a no sentirme culpable...)


4 comentarios:

Contando los sesenta dijo...

Tengo para mí que el mayor privilegio de cualquier persona es la posibilidad de elegir, de decir sí o no y de quedarse con lo que de verdad queremos. Y soy lo suficiente mayor no sólo para las arrugas, sino para haber saboreado con creces el privilegio.
Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Hay gente que aprende antes que otra...
Lo de no sentirse culpable es lo mejor!!
Un besazo, ojitos.

Verónica Calvo dijo...

Eso está bien :)
Sin culpas. No valen para nada.

Y si, seguro que las arruguitas te favorecen.

Abrazos

40añera dijo...

Uff! cuando lo hice por primera vez fue una catarsis y ahora ya me sale con naturalidad

Besos: 4