noviembres...

día 11:

día de reclamaciones, de desconexiones, de intentar salvar lo salvable y de cigarrillos que resumen juicios ajenos en los que aunque no puedes hacer nada para ayudar, al menos escuchas lo que te quieran contar...
día de dudas existenciales, de esas que te revolotean; que te preguntan que porqué te empeñas en seguir haciendo ciertas cosas, cuando ya da igual cual fuera el original y cual la copia, cuando el caso es que hace demasiado tiempo que perdiste la voz y también el paso (hace demasiado tiempo que la educación te hizo callar y ya no sabrías como empezar a hablar de ciertas cosas... cosas que hay días en los que poco importan, y días en los que te quitan la voz hasta el punto de olvidar lo que querías contar en realidad...)
y día de dolor, porque la migraña parece que resiste a las pastillas con el cortado, y va tomando esa agudeza que solo las malas migrañas toman, y lo sé porque empiezo a cerrar el ojo izquierdo para poder mirar a la pantalla, y me pregunto si todo lo que me queda hoy por hacer podría esperar a mañana porque la verdad verdadera es que no me encuentro bien y que no me quedan fuerzas...


5 comentarios:

anuar bolaños dijo...

¿Has sentido alguna vez que habitas en un enjambre?

Verónica Calvo dijo...

Ante días así, desconexión total.
Y si no se puede, al menos que sea de oídos y ojos.

Abrazo

Pilar V dijo...

Incluso estos días se acaban, (o eso espero...)

Un abrazo fuerte

LA ZARZAMORA dijo...

Siempre desconecto cuando es así, y me paso dos días durmiendo...
Tengo ese don.
No hay que forzarse...
Besos, linda.

40añera dijo...

Si es que hay días que...
...pero luego están los otros.

Besos:5