noches...

y esta noche mis miedos y mis fantasmas
han bailado sin parar alrededor de mi cama;
llevándose los cuentos que me cuento para poder dormir
y cambiándome los finales por esas realidades aterradoras
que tengo tatuadas detrás de los ojos
y que me persiguen en las noches blancas
como maldiciones nunca pronunciadas
pero que nos sabemos de memoria.
y esta noche mis miedos y mis fantasmas
me han cantado nanas desafinadas
convirtiendo mis sueños en pesadillas
y llevándose una calma
que ni la luz del día ha sido capaz de restaurar...

 

1 comentario:

40añera dijo...

Vaya, a tus miedos y tus fantasmas habrá que llamarlos al orden que están algo despendolados

Besos:2