diciembres...

día 31:
se acaba el año y creo que el año nuevo me pillará en el sofá y en pijama... por suerte mi madre se ha encargado de comprar las doce uvas, porque yo soy tan desastre que se me olvidan hasta las tradiciones...
último día del año, con antibiótico, paracetamol y el inhalador al lado... con la casa lúgubre de dickens y una ausencia que parece llenar la casa y pasearse por mi pasillo gritandome soledades, que hay días que no consigo hacer llevaderas...
y el final del año me pilla sin querer hacer balance, no vaya a salir negativo, y entre triste al año que está a punto de empezar... al que de momento solo le pido que me cumpla alguno de esos sueños que tengo escondidos en los cajones de mi mesita de noche y que no pongo en palabras por miedo a que se me pierdan al decirlos... no me importa cual... solo quiero que el dos mil trece me cumpla alguno... aunque sea de los pequeñitos... aunque sea uno de esos sueños de andar por casa de los que echo mano (como si de nanas se trataran) cuando no puedo dormir y necesito mentiras para soñar antes de que llegue el sueño...

 
pd. feliz 2013!

4 comentarios:

moonlight dijo...

Muy bonita entrada, yo me apunto a guardar sueños pequeñitos en la mesita de noche y ¡que alguno escape y se cumpla en el 2013 que comienza!

Verónica C. dijo...

Yo también en pijama, pero sin medicinas, porque paso de estas celebraciones.

Que se cumplan... Te lo deseo de corazón.

Y que mejores.

Besos

LA ZARZAMORA dijo...

Ya pasó, cielo...

Que este 2013 lo estrenes con todos los sueños que se te pasen por la cabeza.

Besitos.

40añera dijo...

Yo pondré mi vela de esperanza a tu deseo, dicen que si unimos fuerzas...

Besos +3