julios...

día 21:

sábado y tenemos la prima de riesgo disparada...
pero los dramas personales acaparan todas mis tristezas, y decido olvidar los recortes y la posibles intervenciones, para mirar a los ojos a mis miedos y para decirme a mí misma que me merezco un dencanso... me merezco un sábado de lecturas en el sofá y de olvidos momentaneos de los problemas (personales y generales) que no puedo solucionar.
hoy le pido al sábado que me olvide, que yo me olvidaré de él, con los poemas de la sexton, helado de fresa y quizás un poco de música que me ayude a llorar un poco, que quieras que no, siempre viene bien llorar las penas de otros.
hoy colgaré en la puerta el cartel de no molestar y no pienso pensar hasta mañana (o quizás con suerte, hasta el lunes por la mañana)


4 comentarios:

Verónica C. dijo...

Qué necesarios sábados así...

Besos

Mercedes Ridocci dijo...

Un sábado para estar con uno mismo. Me encanta cómo lo dices.

Un beso.
Mercedes.

40añera dijo...

Es un plan perfecto yo me uno aunque sea miércoles
os besos

LA ZARZAMORA dijo...

Me apunto!!!

Tienes otro helado de fresa para mí?

Besos.