noviembres...

día 11:

intento escribir un relato a la manera de eudora (welty)
dejando que fluyan las palabras, que se vayan por las ramas, que fluyan mientras los dedos teclean...

y me descubro sonriendo sin darme cuenta.

y puede que el relato no sea exactamente como prentendía que fuera...
y puede que no tenga la calidad que pretendía que tuviera...

pero sonrío porque hay historias que salen solas cuando pones las manos encima de las teclas;
y porque al fin y al cabo eso es lo divertido
(ahí radica la magia)
en lo que sientes cuando las palabras se van ordenando solas y te descubres a ti misma contando una historia...


  

3 comentarios:

Carmen dijo...

Ese momento mágico en el que tu imaginación vuela y las palabras salen solas de lo más hondo. Una de las mejores sensaciones que se pueden experimentar. :)

Mercedes Ridocci dijo...

¡Que bien has descrito esos momentos mágicos!

Tu capacidad de síntesis (y que debajo encierra el análisis) es asombrosa, dices mucho en pocas líneas, y eso me gusta mucho.

Un beso.
Mercedes.

sigit hermawan go blog dijo...

nice post here..
good bless U