julios...

día 21:

nublada como el día...

triste después del final de "la casa de la alegría", que se me ha quedado enredado... esa última palabra que se supone que todo lo aclara me sigue intrigando después de una noche casi en blanco de vigilia mezclada con pesadillas...

y me pregunto cuantos olvidos somos capaces de perdonar...
cuantos reproches caben en los cofres cerrados...


2 comentarios:

emedemaria dijo...

yo he intentado perdonar olvidos y me es imposible... intento guardarlos en el fondo de la mente y no hacerles caso :)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y buena tarde de sábado.